Esta frase es repetida por millones de personas pero no la hace necesariamente verdadera. Si bien es cierto el inversionista promedio invierte en productos más arriesgados buscando retornos más grandes, los inversionistas que pertenecen al 1% de la industria financiera saben que más importante que el retorno soñado, es la protección ante una baja del mercado.

A continuación verán dos casos de los que leí en el libro Money: Master The Game de Tony Robbins y que quise retransmitirle a ustedes. Se trata de dos personas muy ricas que buscaron maneras de reducir su riesgo pero de maximizar sus retornos de una manera más segura.

1. Richard Branson, fundador de Virgin, creó una estrategia brillante cuando iba a lanzar Virgin Airways en 1984. Él compró los primeros 5 aviones con la condición que si no funcionaba el negocio, podría devolverlos y recibiría su dinero de regreso. Imaginen esto, si su negocio fracasaba le regresaban su inversión pero si prosperaba, ganaría con creces. Creo que todos conocen ya la historia de cómo le fue con ese negocio.

2. Kyle Bass, uno de los administradores de fondos de cobertura más exitosos del mundo. Bass es conocido por haber invertido $30 millones de dólares y haber obtenido $2 mil millones de dólares como retorno en dos años. El sentido común les haría creer que Bass hizo esto asumiendo un alto riesgo para haber obtenido tanto retorno pero realmente su riesgo fue mínimo. Bass hizo un cálculo contra la burbuja de viviendas en los Estados Unidos y en una entrevista, Bass expresa que él solamente arriesgó 3 centavos por cada dólar de ganancia. ¿Qué les parece asumir ese pequeño riesgo y obtener un retorno tan grande?

Bass le reveló a Tony una estrategia que me fascinó desde que la leí. Bass le comenta a Tony que él creó una estrategia de inversión con sus hijos que es simplemente cómica e impresionante. Se las cuento a continuación.

Bass invirtió $2 millones de dólares en Nickels (monedas de 5 centavos de los Estados Unidos). El motivo de esto fue que el valor de cada moneda es de 5 centavos pero el valor del metal que contiene cada una las hace valer 6.8 centavos a precio del mercado. Vivimos en un mundo donde es más caro hacer la moneda que el valor monetario que la misma tiene. Bass visualiza que en un futuro no muy lejano, alguien en el gobierno se dará cuenta de esto y simplemente cambiarán la composición metálica de la moneda y su valor disminuirá. Esto ya se hizo con el Penny (moneda de 1 centavo) años atrás y lo más probable es que vuelva a suceder con los Nickels.

Entre 1909 a 1982, los Penny’s estaban hechos en un 95% de cobre. Hoy en día el contenido de cobre es aproximadamente de 2.5%. Cuando el cambio suceda con los Nickels, aquellos que sí contenían mayor metal subirán automáticamente de valor.

El fundir dinero es ilegal en muchos sitios, pero no hay necesidad de hacerlo. Si uno simplemente invierte en Nickels y las guarda, cuando llegue el momento en que decidan removerle el níquel a la moneda y hacerla con otra variación, las que contenían mayor cantidad de metal valdrán más.

Acaban de recibir un dato que automáticamente les da 36% de retorno (el valor nominal es de 5 centavos pero el valor de contenido es de 6.8 centavos) con poco riesgo. ¿Peor escenario? Van al banco y cambian las monedas por dólares o lo depositan en sus cuentas; no va a perder el valor de su inversión.

Este ejemplo anterior es válido para las monedas de 5 centavos de los Estados Unidos. Les recomiendo investigar en su país de origen la composición metálica de cada moneda y así evaluar si esta inversión es práctica para ustedes o no.

Mi esposa y yo hicimos esto por un tiempo y fue muy gracioso llegar al banco y pedir que nos dieran sumas de dinero en monedas de 5 centavos. Nos miraban con cara de locos y algunos hasta decían, ahí vienen los de las monedas. ¿Qué importa si los ven como lunáticos? Yo prefiero ser visto como un loco con libertad que como un cuerdo esclavizado. No se engañen, el no tener libertad financiera es estar esclavizado a las deudas. ¿Quisieran vivir el resto de sus días recibiendo más cuentas que cheques? ¿Estarían dispuestos a mantenerse pensando de la misma manera y no salir de ese círculo vicioso a tomar una o dos ideas nuevas e intentar dar nuevos pasos hacia el éxito?

El punto clave de este capítulo es mostrarles que existen maneras en las que ustedes pueden ganar dinero sin necesidad de tomar riesgos altos. Todos los multimillonarios exitosos en el mundo conocen esta estrategia pero desafortunadamente no todos los inversionistas tienen acceso a este conocimiento.

¿Sienten que se les ha quitado la venda que tenían sobre sus ojos? Tal vez sientan que es mucha información la que llevamos hasta ahora y les adelanto que falta todavía aún más pero si tan solo agarran un porcentaje de lo que están aprendiendo y lo aplican, les aseguro que estarían dando un paso más allá que lo que muchos inversionistas hacen durante toda su vida.