Muchas personas les dirán que ellos invierten para recibir retornos, crecimiento o para tener activos, libertad, diversión, etc. Rara vez se escucha la respuesta clave y esa es INGRESOS.

Todos necesitamos un ingreso con el que podamos contar. Un flujo de efectivo consistente en nuestra cuenta bancaria nos permite cubrir nuestras necesidades y tener algo extra para nuestros lujos, como cuenta el experto Nestor Cantillero.

Cuando no se tiene un ingreso, el estrés entra en acción. Si se quedasen sin trabajo mañana, ¿cuánto tiempo podrían vivir sin necesidad de preocupación por el día a día? ¿Tienen algún tipo de ingreso recurrente que les permita trabajar por diversión y no por necesidad?

Aunque posean activos como propiedades, oro, bonos, acciones o cualquier otro, si hay una crisis de liquidez en los mercados como en el 2008, podrán tener mucho dinero en activos pero poco en efectivo. Es importante tener un ingreso recurrente en efectivo que les permita tener un Plan B ante cualquier eventualidad. El portafolio Multi Estacional es una buena alternativa para colocar parte de su dinero en inversiones financieras pero no debe ser su única estrategia. No pongan todos los huevos en una sola canasta.

Es importante que al momento de hacer una planificación patrimonial, contemplen el invertir en activos o negocios que les puedan generar algún ingreso, adicional al ingreso de su trabajo del día a día. No metan todo en una cuenta de ahorros que hoy en día paga casi 0% de intereses, usen ese dinero para buscar oportunidades que puedan generar ingresos.

Cuando evalúen algún negocio, proyecto, idea o escenario que les presenten para que sean inversionistas, evalúen si les generará o no un ingreso. De nada sirve meter todo su dinero en un proyecto en el que no recuperarán nada en los próximos 5 años, buscan oportunidades que les generen por lo menos algún tipo de ingreso.

Si les interesa el tema de generar ingresos y les llama la atención el sector inmobiliario, les recomiendo que lean sobre Robert Kiyosaki. Él se ha especializado en buscar oportunidades que le generan ingresos recurrentes y logró pasar de alguien en la quiebra a un multimillonario que hoy en día se dedica a enseñar sus estrategias. Estuve en un seminario de él que hizo en Panamá y de todo lo que explicó, lo que más me hizo sentido a mí fue el hecho de la diversificación en activos que mantuviesen valor como el oro. Por primera vez lo escuché hablar mucho del oro y de la importancia de este metal como pieza clave de una buena diversificación.

Considero que es importante que en el tema de planificación patrimonial, sepan separar su patrimonio familiar del patrimonio laboral. Es importante que los temas financieros personales estén debidamente separados. Existen vehículos como sociedades, fundaciones, trusts, pólizas privadas y demás que les otorgan una extra capa de protección. Siempre recomiendo a las personas lo siguiente:

1. Tengan parte de su dinero e inversiones fuera de su país de origen.

2. Tengan sus activos personales separados de los activos de la empresa o negocio que tengan.

💰💰💰💰💰💰💰

El primer punto lo recomiendo ya que vivimos en un mundo volátil en el que uno nunca sabe que acontecerá en el país donde vive. Países como Venezuela eran completamente libres económicamente y luego cambió un gobierno que mudó las reglas del juego. Muchas personas tenían mucho dinero dentro del país pero no hallaban maneras para sacarlo y perdieron sus fortunas.

Los gobiernos pueden implementar medidas restrictivas como en Brasil o Argentina, limitando la posibilidad de obtener monedas como el dólar norteamericano y poniendo muchas trabas para poder sacar dinero del país.

Aunque el lugar donde ustedes vivan actualmente ofrezca una seguridad muy alta, esto no quiere decir que siempre será así. No saben si en un futuro tendrán que salir de su país y dejar todo atrás y si no tienen un colchón dónde caer, les tocará comenzar una vida desde cero.

Es vital que abran alguna cuenta bancaria en un banco seguro y en un país que no sea el de ustedes. Aunque no tengan mucho en esa cuenta, es mejor tener un poquito a no tener nada. Las regulaciones en los países pueden cambiar rápidamente y si no están preparados, los pueden agarrar desprevenidos y perjudicarlos enormemente.

Busquen abrir una cuenta en otro país. No confíen al 100% en el sitio donde viven ya que no tienen una bola de cristal para predecir el futuro. Conozco personas que no siguieron este principio y el gobernante en su país cambió leyes que les causaron perder su fortuna. No concentren todo lo que tienen en un solo lugar, recuerden el principio de diversificación. Siempre es sano tener algo de dinero en otro sitio como alternativa por si la situación en donde viven se complica. Estos ajustes económicos han sucedido en los últimos años en países como Venezuela, Brasil, Argentina, Ecuador, Honduras, ¿están 100% seguros que en su país no puede ocurrir también?

En cuanto al segundo punto de separación y protección de su patrimonio personal se basa en el principio de que es recomendable usar estrategias que les den un poco más de seguridad a su patrimonio. Si ustedes tienen todo a su nombre personal y alguien los demandase por algún motivo o situación que ocurriese, es posible que les congelen todo lo que tengan a su nombre y no puedan utilizarlo por mientras el proceso o juicio sucede. Estos procesos pueden durar muchísimos años en nuestros países latinos y esto puede ser una carga muy grande para ustedes si les sucediese algo así.

Si ustedes tienen un negocio y el mismo cierra, es posible que sus acreedores vayan contra ustedes y todo lo que tengan a su nombre. Es por esto que hay vehículos que permiten una extra seguridad. Separan sus bienes de estar a su nombre propio, quedando a nombre de un vehículo segregado que no pueda mezclarse con sus finanzas personales. Estos son algunos de los vehículos que pueden ayudarles a tener esa extra capa de protección:

1. Sociedades: Existen muchos tipos de sociedades pero haré énfasis en las anónimas que son las más conocidas. Una sociedad es una estructura legal que puede ser dueña de distintos activos. Dependiendo del país, puede o no que sea necesario hacerlas a través de un abogado, debe tener una junta directiva y accionistas. Es el mismo vehículo que se utiliza si quieren abrir un negocio o comercio pero a su vez se pueden usar para acciones no operativas.

Si compran una casa, carro o cualquier activo, inclusive una cuenta bancaria, pueden hacerlo a nombre de una sociedad. Esto conseguirá que ese bien no esté a nombre de ustedes sino a nombre de una entidad legal completamente separada a ustedes. Es importante conversar con su asesor legal sobre las implicaciones en sus países al utilizar sociedades y los costos de las mismas. Las sociedades son más caras que tener los bienes a nombre propio pero ese costo pagado es un pequeño precio que se paga por tener mayor seguridad.

2. Fundaciones de Interés Privado: Son mayormente conocidas en Panamá y Liechtenstein. Similares a los Trusts de los que hablo debajo, son vehículos legales con el fin de no tener una actividad comercial sino de ser una entidad no operativa que puede administrar bienes. Los activos son donados a la fundación, quién es la nueva dueña de todo y mantiene un reglamento interno privado en el cual se establece cómo se dispondrán de los bienes.

Son utilizadas como vehículos de sucesión. A diferencia de un testamento que puede ser paralizado y apelado en juicio y sus bienes congelados, los activos donados a las fundaciones luego de un cierto periodo son inembargables y completamente separados del patrimonio de la persona.

Las fundaciones son más económicas que los Trusts y sirven como otra alternativa para protección patrimonial y planificación de herencias.

3. Trusts: Estas figuras son un poco más sofisticadas y caras. Es recomendable para personas con varios millones ya que sus cargos son más altos y el nivel de protección es un poco mayor. En los Trusts, los bienes se traspasan a una entidad legal que tiene a un administrador independiente o Trustee, que vela por que se cumplan los deseos del que incorpora la figura. Los bienes dejan de estar a nombre de ustedes y pasan a ser parte de este vehículo, en el cual el Trustee es quién velará por sus intereses y será quién se encargue de dar a los beneficiarios correspondientes, lo que les toque al momento de la repartición de los activos.

Los Trusts son utilizados comúnmente para herencias y planes de sucesión. Se traspasan los activos de uno al Trust, que puede ser de cualquier país, y el Trustee se encargará de velar por los intereses del grupo. Es por ello que se debe buscar un Trustee reconocido, sólido y una jurisdicción que lo regule para así tener una mayor garantía de que realmente tendrá los intereses de ustedes como prioridad.ç

4. Pólizas Privadas: Estos vehículos son muy poco conocidos en la región pero utilizados por los millonarios. Me he encontrado con pocas personas que los conocen y son llamados los nuevos Trusts.

En este vehículo, los bienes de la persona son traspasados a una póliza de vida que a su vez puede ser dueña de los activos. Al momento en que la persona fallece, los activos son entregados como indemnización a los herederos y esto puede ahorrar mucho dinero en impuestos a las personas.

Son instrumentos de mayor seguridad, protección, confidencialidad y pueden reducir el impacto fiscal de transferencia de bienes a un 0%. En muchos países latinos cuyo impuesto de herencia es de 25%, 30% o más, el pagar un 0% es un ahorro enorme. Estos instrumentos son los más caros de esta lista y en vista a que muy poca gente los maneja, si quisieran más información me pueden contactar directamente y con mucho gusto los puedo orientar con profesionales expertos en el tema.

Espero que este capítulo les haya podido transmitir mi intención de comunicarles sobre la importancia de una buena planificación patrimonial. He visto numerosos casos de peleas entre familiares por dinero y de relaciones destruidas por una falta de planificación patrimonial.

Recuerden que nunca está de más cuidarse y proteger los intereses personales y de su familia. Siempre es bueno tener algo fuera del país donde viven y ese algo, tenerlo bien protegido y estructurado para que lo puedan mantener y disfrutar de una manera segura.