El Buró de Crédito no es una lista negra a donde entras cada vez que te atrasas con una deuda, sino una entidad especializada en brindar información crediticia que te puede ayudar a estar al día con tu información financiera, detectar fraudes e incluso, acceder a mejores créditos.

Mito #1 El Buró de Crédito es una lista negra 

Realidad: Al Buró de Crédito entras en el momento en el que contratas cualquier tipo de crédito, y tu comportamiento se queda integrado en un Reporte de Crédito Especial, que refleja tanto los pagos puntuales como los atrasos
 
La información de cada uno de los créditos de tu reporte incluye una sección llamada histórico donde se muestra la puntualidad con la que has pagado en los últimos 24 meses.

Mito #2 Para que te otorguen créditos debes salir del Buró

Realidad: Te conviene estar en el Buró de Crédito.
 “Estar en el Buró de Crédito no es malo, porque toda la gente que quiere un crédito y necesita financiamiento por parte de los bancos y de las instituciones de crédito, si no está en el Buró de Crédito no le van a prestar porque no tiene historial”, explica Carlos Antonio Reyes, economista y académico de la Universidad Panamericana (UP).
 
Tiendas departamentales, automotrices, compañías de telefonía celular, televisión por cable e instituciones financieras lo utilizan para conocer el comportamiento de pago de una persona o empresa y decidir si le otorgan financiamiento. 
 
Por eso, es preferible que aparezcas con un buen historial, a que no existan datos tuyos para confirmar si eres confiable. 
 
“Algunos créditos hipotecarios tienen un rango de tasa, si uno tiene un comportamiento muy bueno, le dan una tasa mucho mejor que si uno tiene un historial malo; cabe señalar que eso no lo determina el buró, lo determina cada banco, pero a los bancos les conviene prestar a gente que les vaya a pagar”, señala.

Mito #3 El Buró de Crédito acepta o rechaza créditos

 Realidad: El Buró de Crédito no aprueba ni rechaza solicitudes, sólo proporciona información acerca de los créditos de una persona, y el otorgante es quien evalúa el nivel de riesgo y decide si lo concede o no.

¿Y en qué se basan para otorgarlos?

Son múltiples factores, pero en lo relativo al Buró de Crédito influye que tengas un nivel de deuda acorde con tu capacidad de pago y que pagues puntualmente tus adeudos. Esto último, también aparece en tu historial.

En cada mes que hayas pagado puntualmente aparece un 1. Si te atrasaste entre 1 y 29 días aparecerá un 2. Si el atraso es de 2 meses aparecerá un 3 y así sucesivamente hasta llegar a 7.

Cuando los atrasos son mayores a 12 meses se coloca el número 9 en la casilla más reciente, y en ese caso, es poco probable que alguien acceda a prestarte.
 
El histórico de pagos cambia de acuerdo con tu comportamiento. Si te pones al corriente, la siguiente casilla ya no mostrará un 9 sino un 1.

Mito #4 Puedes pedir que borren tu historial

 Realidad: La información que aparece en el Buró de Crédito no se puede borrar, sino que se va eliminando de la base de datos en diferentes periodos de acuerdo al monto del adeudo que mantengas medido en Unidades de Inversión. 

  • Si debes 25 UDIS-más o menos 160 pesos-se eliminan después de un año 
  • Si debes 500 UDIS-más de 3 mil 300 pesos-se eliminan después de 2 años
  • Si debes 1000 UDIS-6 mil 500 pesos-se borra después de 4 años
  • Si el adeudo es mayor a 1000 UDIS se eliminan en 6 años, siempre y cuando el crédito sea menor a 400 mil UDIS-más o menos 2 millones y medio de pesos-, que el crédito no se encuentre en proceso judicial y que no hayas cometido algún fraude.

También puedes solicitar el servicio de Bloqueo, que pagando 58 pesos te permite restringir la información de tu Reporte de Crédito por tres meses.

Mito #5 Tu historial sólo le sirve a las entidades financieras

 Realidad: Tú también puedes consultar tu reporte especial de crédito y usarlo a tu favor.
 
De hecho, tienes derecho a pedirlo de forma gratuita una vez cada 12 meses, y puedes solicitarlo más veces pagando 35.60 pesos.

También puedes pedirle al Buró de Crédito tu Score, una puntuación que te indica qué tan bien o qué tan mal estás con respecto a todo el país, y por tanto, qué posibilidad tienes de que otorguen un crédito. Además, puedes saber los factores que influyen en el resultado, y acceder a consejos para mejorarlo.

Mito #6 El historial crediticio es el único servicio que brinda el Buró de Crédito

Además del Reporte especial de Crédito, el Buró tiene otros servicios.
 
Uno de ellos son las Alertas Buró, que te manda un mensaje a tu correo electrónico o teléfono si consultaron tu historial crediticio o si hubo un cambio, lo que te puede alertar si eres víctima de un robo de identidad.
 
También te puede ayudar a gestionar un crédito personal o tarjeta de crédito con la entidad de tu preferencia, llenando una solicitud que se encargan de canalizar. 
 
Además, hay un reporte de crédito especial para empresas, y existen paquetes donde cobran por solicitar 4 o 6 reportes por año.

¿Y cómo le saco provecho al Buró de Crédito?

Carlos Antonio Reyes ofrece algunos consejos para hacerte de un buen historial crediticio que le dé confianza a las instituciones financieras.

 Si no estás en el Buró de Crédito

El primer paso es sacar tu primera tarjeta de crédito para estar en el Buró. Puedes recurrir a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) para ver qué tipo de tarjeta te conviene.

Después de eso, deberás mantener un buen historial con estas recomendaciones

  • Pagar en tiempo y forma
  • Tener un nivel de deuda acorde a tu capacidad de pago
  • Evitar utilizar más del 50 por ciento de las líneas de crédito disponibles
  • Si la deuda te supera, refinanciarla para ponerte al corriente

Si tienes un mal historial

Si ya te retrasaste con tus pagos, tienes que ponerte al corriente para tener una buena calificación.
 
Consulta tu Reporte Crediticio para saber a cuánto asciende tu deuda, e investiga con las entidades financieras si puedes reestructurarla para poder afrontarla.
 
Lo mejor es que te acerques tú, pues debajo del histórico de pagos aparece además del puntaje una Clave de Observación que muestra el camino que estás usando para liquidar el adeudo- si es un pago total, una reestructura sin penalización, o una reestructura con quita y si la solicitaste tú, o lo hizo el banco-.