Si deseas solicitar un crédito ya sea automotriz, hipotecario o personal, es necesario conocer las plusvalías para que este te de mejores ganancias que superen la tasa de interés que es el costo del financiamiento.

En el caso de los créditos hipotecarios, que son de montos más grandes y por plazos más largos tienes que considerar las tasas de interés fijas, que en este caso son más económicos, por lo que actualmente son un buen momento para contratarlos.

Ya que de acuerdo a la Asociación de Bancos de México (ABM), casi 7 millones de familias han adquirido una casa con un crédito hipotecario en los últimos años.

Y los créditos hipotecarios también pueden utilizarse para la renovación, ampliación y mejora de vivienda; compra de terrenos, preventa de inmuebles, pago de pasivos y hasta para obtener liquidez en tiempos como el actual.

Si solicitarás un crédito tienes que pensar primero en la tasas de interés y la fluidez de tus pagos. Foto: Pixabay
Si solicitarás un crédito tienes que pensar primero en la tasas de interés y la fluidez de tus pagos. Foto: Pixabay

Además, estos créditos pueden juntarse con el del Infonavit o Fovisste para poder obtener una mejor vivienda, y también puedes unirlos con el de otra persona para hacerlo aún mayor.

Otra de las ventajas que tienen los créditos de vivienda son los seguros que se incluyen como el seguro de vida, seguro de desempleo, de daños y entre otros.

TARJETAS DE CRÉDITO

En el caso de las tarjetas de crédito, estas pueden ser usadas a meses sin intereses y si eres frecuente en tus pagos y no te retrasas, la tasa de interés sobre el financimiento es de cero.

Esto también se aplica cuando pagas por lo menos el minímo o cuando eres totalitario en tus pagos, es decir cuando pagas más del minímo.  Como ya lo hemos dicho en Mi Bolsillo, usar tu tarjeta de crédito como un dinero extra no te dará nada de beneficios, por lo que debes evitar esto, ya que se te genera una tasa de interés o comisión que deberás pagar.

PRÉSTAMOS PERSONALES

En el préstamo personal y de nómina debes sólo pedir lo que necesitas, no te debes exceder más de eso, ya que generas un desequilibrio en tus finazas y te costará saldarlo. Tampoco debes embarcarte en otra deuda cuando ya tienes otra, ya que terminarás hundiéndote más en la morosidad.

Por lo que lo mejor, es concentrarte en pagar por lo menos el minímo en cada deuda que tengas para mantener un buen reporte de Crédito en Buró de Crédito.  Si se te es muy dificíl liquidar la deuda, acercáte a la empresa que te prestó y busca una solución.

Debes considerar que entre mayor es la deuda, mayor es el riesgo y la tasa de interés se incrementará aún más. A un mayor plazo, tienes más probablidad de incumplimiento y la tasa de interés subirá más.

Cumplir con tus pagos te generará un buen reporte de Crédito y esto te ayudará a que te presten montos más grandes a plazos grandes a una tasa de interés más baja porque generas confianza con tus buenas decisiones.